loader image
 

Entornos inspiradores: las nuevas oficinas diseñadas para los estilos de vida modernos.

Cómo se diseñan los nuevos paisajes laborales con flexibilidad y movilidad para integrar trabajo y vida personal.

El mercado laboral se convierte en un paisaje independiente, internacional y para emprendedores.

Según estudios recientes, durante toda la vida laboral podríamos llegar a tener entre 7 y 10 empleos. Y aunque la tecnología permita que muchas de nuestras tareas puedan hacerse desde un café devenido en oficina, un lobby de un hotel, nuestra casa, el salón vip de un aeropuerto, incluso nuevos diseños de gimnasios, el desafío es integrar diversas ocupaciones en un mismo espacio.

De acuerdo a un trabajo de Global Working Survey, se calcula que 1.200.000 personas ya trabajan en oficinas compartidas. Actualmente la tendencia en el diseño de oficinas a nivel global pasa de lo que hoy son cubículos de trabajo a entornos laborales de grandes espacios diáfanos, capaces de integrar a estos múltiples trabajadores, de múltiples profesiones y de múltiples empresas. Oficinas aptas para responder a las sensibilidades de las personas, construidas de manera eficiente y sustentable.

Las oficinas abiertas u “open space” no son sólo grandes contenedores libres de divisiones, sino que representan la interacción entre los distintos trabajadores dictados por los nuevos modelos productivos. Espacios de trabajo que alcanzan tanto a la arquitectura que alberga a dichas empresas como a las relaciones personales entre compañías y empleados, acercándose al máximo de conciliación profesional y personal.

Las oficinas de Google en Argentina

Las nuevas oficinas llegan a dedicar hasta 5 metros cuadrados por persona, dejando los tradicionales gabinetes que empleaban en el pasado entre 10 y 20 metros cuadrados. Montar estos nuevos entornos laborales, en la región, puede costar entre USD 800 y USD 1.200 el metro cuadrado, cifras que pueden ir escalando dependiendo de excentricidades de todo tipo, como el proyecto “Antejardín” del Estudio Plan B en Colombia, que conjuga oficinas integradas a jardines . Todos estos desarrollos incluyen implementación, mobiliario, equipamiento, diseño y acabados, donde se destacan la tecnología, el arte gráfico y visual. Empresas que demandan, a pedido de esta “proximidad”, oficinas con áreas de recreación y gimnasia, salas para conversaciones informales, videojuegos, hamacas o sitios para descansar luego del almuerzo, todo esto compatible y amigable con el medio ambiente.

Google, espacios que fomentan la inspiración

Las oficinas de Google ya son un clásico imitado entre las tendencias para la creación de nuevos entornos laborales. La empresa, uno de los 4 gigantes tecnológicas globales, tiene desde 2007 una filial en Puerto Madero. Allí trabajan más de 200 empleados en los 6000 metros cuadrados que ocupan las instalaciones.

 

Las oficinas de Google ya son un clásico imitado entre las tendencias para la creación de nuevos entornos laborales

Google se basa en la premisa de que la clave del éxito radica en el intercambio de ideas, la colaboración y el trabajo en equipo. Por esta razón, abundan los espacios comunes. Los empleados pueden trabajar en entornos cómodos y móviles así como encontrar espacios que están exclusivamente dedicados al esparcimiento. Los diseños incluyen en su mayoría espacios abiertos y muy luminosos. Las oficinas cerradas son escasas y todas ellas, vidriadas. Estas últimas con la particularidad que deben compartirse entre dos personas. Parte de la cultura de la horizontalidad, trasladada a la arquitectura, en la que el espacio físico no reconoce jerarquías. En diálogo con Infobae, Florencia Sabatini, gerente de Comunicación de Google Argentina, comentó que “el concepto de oficina se desprende de los lineamientos generales de Google: no tradicionales, transparentes y coloridos. No hay un estilo de diseño determinado ya que en cada país las oficinas se adaptan a las posibilidades que brinda cada locación, pero todas en comunión con la idea de facilitar la interacción entre los empleados y generan un entorno laboral agradable”.

La oficina de Buenos Aires, levantada sobre un edificio declarado patrimonio histórico, cuenta con una política de ahorro de energía y uso eficiente del agua, con adaptación de canillas, duchas, descarga de inodoros, sensores de luz y diseño de espacios que maximizan la iluminación natural. Amigables con el medioambiente, tienen un programa de reciclado de basura a través del cual hacen separación en origen de los residuos, clasificando en vidrio, lata, plástico, Tetrapak y desechos orgánicos. Como resultado de todo este trabajo, lograron ser los primeros en obtener el reconocimiento LEED Gold. Otro detalle, hasta un conteiner reciclado terminó siendo una sala de reuniones.

Para Google, los empleados son la clave de su éxito. Por esta razón la empresa busca que cada una de sus oficinas alrededor del mundo ofrezca las mejores condiciones para que los “Googlers” se desarrollen al máximo, tanto física como mental y profesionalmente. “El ‘estar y sentirse bien’ lo lleva a su máxima expresión ofreciendo beneficios, facilidades y espacios que contribuyen a ese estado”, subrayó Sabatini.

 

Gimnasio, diseñado para potenciar la motivación

Los conceptos de flexibilidad y movilidad también se integran al diseño de nuevos espacios de entrenamiento, cuando la actividad física pasa a ser rutina en la vida moderna. “Salir del lugar clásico del salón con luces blancas, buscar espacios que conjuguen diseño y arte para potenciar la motivación y los sentidos”, explicaron a Infobae Juan Manuel Capece y Hernán Berdichevsky, encargados de crear el Life Center Elegance Gym del Patio Bullrich.

La tendencia en nuevos entornos de entrenamiento dan lugar a diseños ambientados que combinan elementos habituales con modernos, donde se incluye la posibilidad de interactuar con las actividades cotidianas. Vestuarios que tienden mas a un estilo spa que a un gym tradicional. Detalles de ambientación e infraestructura que permiten que un espacio de más de 600 m2 pueda tener visibilidad absoluta de los entrenadores.

Piezas gráficas, con un contrapunto entre hombres y mujeres, dualidad que superponen ambos sexos. Puertas de baños invertidas, que producen agradables efectos visuales. Así lo explica Berdichevsky, un reconocido diseñador que entre otras cosas creó la moneda de 2 pesos y el logo del bicentenario, y que enfatizó “todos efectos visuales, por ejemplo una serie de murales, que antes no se hubiesen buscado en el diseño de un gimnasio tradicional”.

 

Creatividad que da resultados

El sentido de estos nuevos espacios se fundamenta en organizaciones que buscan crear entornos que mejoren el rendimiento, permitan maximizar la excelencia operativa, la eficiencia, garantizando un crecimiento sustentable y ecológicamente amigable.

Por lo tanto, hay un salto de ser sólo operacionalmente excelentes, a ser creativamente inspirados, ser tomadores de riesgos, y convertirse en organizaciones que resuelvan problemas con soluciones innovadoras.

A medida que el mundo se vuelva más interconectado, los desafíos que enfrenta serán más globales y complejos. Todo esto con trabajadores, no sólo comprometidos en crear su futuro y el de su empresa o “thriving workers”, sino en buscar compatibilizar una mayor calidad de vida en una cultura atravesada por la tecnología.

Fuente: Infobae